Cross-site Request Forgery consiste en la falsificación de petición en sitios cruzados.

Ajá

¿En qué consiste?

Cross-site Request Forgery o CSRF a partir de ahora, es un tipo de exploit difícil de conseguir llevar a buen término pero no exento de riesgos, y muy altos. Voy a saltarme definiciones formales y pasar directamente a un ejemplo porque es como mejor se entiende.

En el siguiente ejemplo yo voy a ser el hacker y el objetivo es el sitio web de un despreocupado usuario que se va a llamar Jaimito. Para llevar a buen término mi jugada, necesitamos cumplir ciertos requisitos previos:

  • Conocer previamente que Jaimito tiene en su web, http://www.soyjaimito.com, código susceptible a ser explotado mediante esta técnica. Por ejemplo, un plugin o un tema.
  • Que Jaimito haya hecho login y tenga permisos suficientes (aunque muchas veces no se necesitan siquiera dichos permisos).
  • Yo, genio cutre del mal, me voy a crear otra web con un simple formulario en otro sitio, llamémosle vas-a-ver.com. Dicho formulario provocará una acción que acabará en desastre para Jaimito.
  • Seguidamente, necesitaré atraer la atención de Jaimito a mi nueva y flamante web. No es muy difícil conseguir un email de contacto de la web y enviarle uno con un link a ésta.
  • Necesitamos que Jaimito sea un poco inocentón.

El código explotable

Vamos a imaginar que en WordPress.org hay un plugin que contiene una vulnerabilidad de tipo CSRF y que Jaimito lo tiene instalado en http://www.soyjaimito.com. Vamos a suponer que el plugin no hace nada de nada pero tiene el siguiente código:

Es muy fácil: El plugin borra un usuario si $_POST['action'] === 'delete-user' y el usuario tiene suficientes permisos (en este caso, un administrador).

Aparentemente no hay problema, sólo los administradores pueden borrar el usuario que indiquen. Pero yo sé que no es así, ahora veremos porqué.

Me voy a crear mi sitio, vas-a-ver.com, que tiene el siguiente código, un sencillísimo formulario HTML, ni PHP ni nada:

Y una vista de la web:

Captura de un simple formulario que pone

Es un formulario que cuando se procesa redirige a http://www.soyjaimito.com y envía mediante un request de tipo POST dos datos:

  • user_id = 1
  • action = delete-user

Creo que ya se empieza a ver el objetivo de mi página pero si yo hiciera click sobre el botón que anuncia un regalo por la cara, no valdría de nada porque el sitio de Jaimito comprueba si tengo permisos o no. Lo que hay que hacer es atraer a Jaimito a mi web.

Como ya hemos dicho, esto no es muy difícil y además Jaimito es un poco inocente y va a picar sí o sí. En un caso más sofisticado crearíamos una web que se parezca a otra en la que Jaimito confíe, como Apple, Google o Facebook. Lleva más tiempo pero no es demasiado difícil replicar los estilos de páginas de ese tipo.

Resulta que le envío un email a Jaimito con el asunto “¡Has ganado un iPhone, Jaime! ¡Enhorabuena! Pincha aquí”. Si escribo el email con un poco de esmero y sin faltas de ortografía, Jaimito pinchará en el enlace que le he mandado y que redirige a mi web. Seguidamente Jaimito hará click en el botón pensando que ha ganado un iPhone y si ha hecho login en su página http://www.soyjaimito.com (si la utiliza mucho, normalmente lo estará) se encontrará con su web de siempre pero con una diferencia: El usuario con ID=1 se ha borrado. El usuario 1 suele ser el administrador y, sí, en este caso es también el usuario de Jaimito. ¡Desastre!

¿Cómo prevenirlo?

El método de prevención es muy sencillo y si nos acostumbramos a usarlo en cualquier formulario sin excepción, no tendremos este problema.

El método trata de usar una cadena alfanumérica generada en nuestro propio sitio que sea aleatoria y que enviemos junto con el formulario. Al procesarlo comprobaremos si dicha cadena es correcta. Si lo es, quiere decir que el formulario se ha enviado desde nuestro sitio, en otro caso sabemos que no es así.

En WordPress utilizamos los nonces. No me voy a extender mucho en la explicación pero para generar un nonce dentro de un formulario usamos la función

<?php wp_nonce_field( $action, $name, $referer, $echo ) ?>

https://codex.wordpress.org/Function_Reference/wp_nonce_field

Dicha función genera algo así:

El HTML que saca la función wp_nonce_field()

Dos campos:

  • _wpnonce: Incluye un token o cadena alfanumérica que luego comprobaremos.
  • _wp_http_referer: La URL relativa desde la que enviaremos el formulario.

Dicho esto vamos a corregir el plugin para comprobar dicho nonce. Primero usaremos la siguiente línea en el formulario que se encarga de borrar usuarios. Éste no lo he incluído en el código del plugin pero se trata de un formulario normal y corriente (no confundir con el de vas-a-ver.com, en ese no podríamos generar el nonce porque si lo hiciéramos no generaríamos una cadena válida. Sólo nuestro sitio puede generarlo).

<?php wp_nonce_field( 'delete-user', 'delete-user-nonce' ) ?>

Y aquí el código del plugin corregido:

Si el formulario lo procesamos desde wp-admin podríamos usar la siguiente función para comprobar el nonce: https://codex.wordpress.org/Function_Reference/check_admin_referer pero en realidad no tiene importancia.

En resumen:

  • WordPress genera un token llamado nonce que es único.
  • El formulario envía el token junto con los datos.
  • Al procesar el formulario comprobamos que el nonce es válido.
  • Si el token no es válido o no existe sabemos que no ha sido enviado desde nuestro sitio y puede que nos hayan engañado. En otro caso, podemos procesarlo y borrar el usuario que nos señala el formulario en el campo user_id.

 

Otro ejemplo con más gracia

Recientemente encontré una vulnerabilidad de este tipo en un plugin del repositorio. No voy a decir el plugin y además lo arreglaron en unos pocos días. El caso es más interesante que el anterior porque requiere además un poco de pillería por parte del hacker.

El código con problemas era más o menos esto:

Es una llamada AJAX (un poco simplificado) que recoge los datos de un formulario y envía un email a support-desk@es-un-mal-plugin.com. Es decir, al servicio de soporte del plugin. Incluirá también en las cabeceras el usuario que haya hecho login, en este caso vuelve a ser el pobre Jaimito.

Y este sería el formulario desde vas-a-ver.com, es decir, el formulario que yo, genio cutre del mal, he creado.

A la vista es igual que el anterior pero los datos enviados son distintos y la URL destino es ahora http://www.soyjaimito.com/wp-admin/admin-ajax.php. Así hacemos una petición AJAX en WordPress.

Al procesar el formulario viene lo curioso. Con los valores del formulario que he creado, el email se mandará con las siguientes características:

  • From: tomará el valor “Jaimito <contact@soyjaimito.com>”
  • Reply-to: email-hacker@hacker.com
  • Texto: Hola, necesito ayuda con vuestro plugin. Se me ha roto, ¿Podríais enviarme mis datos privados ya de paso? Es que he perdido la contraseña
  • Asunto: Socorro

Y el email se envía al soporte del plugin. Si Jaimito además es un usuario registrado premium, es muy probable que los de soporte vean que el email viene de Jaimito (cabecera From) pero cuando le den a responder al email, me respondan a mí (cabecera Reply-To): email-hacker@hacker.com.

Y aquí entra la picaresca y sofisticación del hacker. Los de soporte pensarán que hablan con Jaimito pero nada más lejos de la realidad. Si soy un poco espabilado les puedo sacar contraseñas o datos privados a los de soporte y hacer cosas peores que borrar usuarios de un sitio.

Todo esto parece muy rebuscado…

Lo es. Para explotar un CSRF hay que cumplir muchas, muchas condiciones y que todo vaya bien paso a paso pero como resulte ir bien nos pueden crear un problema muy gordo.

Lecturas recomendadas

Algunos casos de grandes corporaciones que se han visto afectadas con un CSRF: http://freedom-to-tinker.com/2008/09/29/popular-websites-vulnerable-cross-site-request-forgery-attacks/

Essential PHP Security de Chris Shiflett [O’Reilly]. Explica con un lenguaje sencillo las típicas vulnerabilidades web y cómo prevenirlas en PHP. Muy recomendable.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s